Potente insecticida con hojas de tomate

Hoy voy a hablaros de cómo preparar un potente insecticida con hojas de tomate que además es un buen abono para tener tus plantas sanas y bonitas. Para ello vamos a utilizar los restos de poda de las tomateras, éste insecticida lo llevo utilizando 9 años.

Insecticida con hojas de tomate

Éstas chuponas o hijuelos son las que usaremos para hacer un insecticida y mantener a raya las plagas de temporada y si lo guardamos bien lo podemos usar más adelante.

Los materiales

En primer lugar precisaremos hojas de tomate ya sean las hojas mas bajas que conviene podarlas para evitar la aparición de hongos, o bien hijuelos.

También vamos a necesitar unas tijeras de poda para cortarlas en trozos pequeños, un cubo o recipiente y agua de lluvia o reposada.

Por ultimo vamos a precisar un colador y algún tipo de herramienta para pulverizar o si quieres utilizarlo como abono puedes regar con el cubo o con una regadera. En éste vídeo podéis ver paso a paso como prepararlo y algunos trucos y consejos.

Preparación

Las hojas de la tomatera sirven para elaborar un insecticida porque contienen alcaloides que es una sustancia tóxica para los insectos.

Al poner las hojas cortadas en el cubo con agua estas sustancias se van pasando al agua además de otras que sirven como abono para plantas.

La proporción que mejor me ha funcionado a mí durante estos años es por cada litro de agua que vayamos a preparar añadiremos unos 100 gramos de hoja de tomate cortada.

Pasados 5 días y nuestro extracto fermentado ya esta listo, podéis usar unos guantes para el tema de manipular las hojas y restos de poda del tomate ya que éstos manchan mucho.

Lo que si es importante a la hora de preparar este insecticida y abono casero es que cortéis bien las hojas, cuanto mas pequeñas las cortemos mucho mejor van a soltar los alcaloides y los nutrientes que nos interesan obtener.

Uso del insecticida con hojas de tomate

Durante esos 5 días lo moveremos como mínimo una vez al día, el siguiente paso es filtrarlo bien, para usarlo con un pulverizador y no se obstruya, en caso de abono esto no hace falta, tampoco tenemos que diluirlo en mas agua.

Preparar y aplicar este insecticida y abono a nuestras plantas es súper sencillo, además estamos aprovechando un residuo que tenemos en la temporada convirtiéndolo en algo de valor, pocas cosas  son tan ecológicas como hacer algo así.

Beneficios de los insecticidas naturales

Los insecticidas naturales como el insecticida con hojas de tomate que vimos hoy se posicionan como una alternativa ecológica y eficaz para combatir plagas en cultivos y jardines. A diferencia de los insecticidas químicos, que pueden dañar el medio ambiente y la salud humana.

Ventajas

1. Seguridad para el medio ambiente:

  • Biodegradables: Se descomponen de forma natural en el suelo, sin dejar residuos tóxicos que contaminen el agua o el aire.
  • Respetuosos con la biodiversidad: No afectan a insectos benéficos como abejas, mariquitas o lombrices, esenciales para el equilibrio del ecosistema.
  • Reducen la contaminación: Evitan la liberación de sustancias químicas nocivas que pueden dañar el suelo, el agua y el aire.

2. Seguridad para la salud:

  • Menos tóxicos: Presentan una menor toxicidad para las personas y animales domésticos, en comparación con los insecticidas químicos.
  • Residuos mínimos: Dejan menos residuos en las frutas y verduras, haciéndolas más seguras para el consumo.
  • Protegen a los polinizadores: No perjudican a las abejas ni a otros insectos polinizadores, esenciales para la producción de alimentos.

3. Eficacia en el control de plagas:

  • Variedad de opciones: Existen diversos tipos de insecticidas naturales, cada uno con su propio mecanismo de acción, lo que permite elegir el más adecuado para cada tipo de plaga.
  • Efecto preventivo y curativo: Algunos insecticidas naturales actúan como repelentes, previniendo la aparición de plagas, mientras que otros las eliminan directamente.
  • Combinación con otras estrategias: Se pueden combinar con métodos de control biológico, como la introducción de depredadores naturales, para un manejo más integral de las plagas.

4. Alternativa económica y sostenible:

  • Ingredientes accesibles: Muchos insecticidas naturales se pueden elaborar con ingredientes caseros o de fácil acceso, como plantas aromáticas, ajo o jabón.
  • Reducción de costos: A largo plazo, pueden ser más económicos que los insecticidas químicos, ya que no requieren la compra constante de productos costosos.
  • Apoyo a la agricultura sostenible: Promueven prácticas agrícolas más amigables con el medio ambiente y la salud humana.

¿Qué te parece este Insecticida con hojas de tomate? Si tienes alguna pregunta déjala en los comentarios. Recuerda seguirme en Instagram y en YouTube.

¡Comparte!

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad | Responsable de los datos: Iván Vázquez Muñoz | Uso: Administración de los comentarios | Legalidad: Sin tu consentimiento no se hace nada | Quién recibe estos datos: No se cede los datos a nadie | Tus derechos: Si quieres acceder a tus datos, modificarlos o eliminarlos, solo tienes que pedirlo | Más info: En mi apartado legal.